Saturday 25 april 6 25 /04 /Abr 05:54
De poco ayuda en términos reales que uno ahorre agua en su casa. Las cifras son concluyentes. La agricultura es el principal usuario del agua dulce, con dos terceras partes o más de las extracciones totales a escala global. Pero también es donde más de desperdicia, se contamina y la que más efectos tiene en el futuro de la disponibilidad.
De acuerdo al Informe “Indicadores Básicos del desempeño Ambiental de México: 2005”, realizado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el uso excesivo del agua para riego ha tenido como consecuencia la disminución del nivel de los mantos freáticos, la sobreexplotación de acuíferos, la salinización gradual del agua subterránea en zonas costeras, la disminución del caudal de los ríos y la desaparición de manantiales, ríos y humedales.
Sin embargo, este problema es solamente uno de tantos que tiene nuestro país.
La investigación señala que México enfrenta dos grandes retos en la situación del agua: su disponibilidad y la calidad del líquido.
Entre los principales desafíos para cumplir con el factor de disponibilidad —dentro de los cuales está el uso agropecuario—se encuentran el crecimiento demográfico, su extracción para el uso en otros sectores como el industrial y el abastecimiento público, así como la excesiva explotación del agua subterránea.
Mientras, en lo que se refiere a la calidad, los principales indicadores críticos se encuentran en el consumo de fertilizantes, las descarga de aguas residuales municipales, las no municipales, la erosión del suelo y la producción acuícola.
El estudio de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales explica que conforme a como una nueva población se establece, está afecta los recursos hídricos a través de la extracción de agua para consumo humano, riego y desarrollo industrial y señala que “la capacidad de un país para dar cumplimiento a los acuerdos cuyo propósito es proteger el agua dulce, depende en parte de la magnitud, las tasas de crecimiento y la distribución interna de la población, en la actualidad y según las proyecciones para el futuro”.
De la misma forma, indica que en términos de las extracciones totales, las principales áreas a donde se distribuye el líquido son los sectores agropecuario, industrial y el abastecimiento público.
Otra de las disyuntivas para lograr una completa disponibilidad lo es la excesiva explotación del agua subterránea. “La grandes extracción de este tipo de agua subterránea, su contaminación o manejo inadecuado puede privar a futuras generaciones del uso de ese recurso; así como el agotamiento de pozos y la subsidencia del suelo. Además representa una amenaza para muchos ecosistemas en regiones áridas y semiáridas en todo el mundo”, menciona.
Calidad. En cuento a la calidad del agua, los problemas para obtenerla se centran en cinco acciones que parecieran “normales”.
Las áreas urbanas, principalmente, cuentan con un sistema de drenaje que recolecta las aguas residuales provenientes de viviendas, oficinas y parques, que a su vez, transporta materia orgánica en forma de deshechos humanos y restos de comida, así como toda clase de sustancias provenientes de los productos de limpieza y mantenimiento, como son detergentes, papel, pinturas, aceites y solventes.
Por lo anterior, las aguas residuales municipales contienen una gran cantidad y variedad de agentes dañinos para la salud humana, ya sean sustancias tóxicas, materia orgánica en descomposición, que llegan sin ningún tratamiento a los cuerpos de agua.
En cuanto a las no municipales, los restos de agua desechados por las industrias son considerados como los más contaminados, ya que contienen restos tóxicos, como metales pesados, y compuestos organohalogenados, entre otros.

Fertilizantes y erosión, clave de la degradación
Uno de los procesos de la agricultura que más contaminan es la fertilización. Cuando a una cosecha se le depositan fertilizantes, globalmente, se agrega a los suelos agrícolas más nutrientes —como el fósforo y el nitrógeno— de los que se remueven durante la cosecha.
Ese consumo excesivo contamina el agua superficial y subterránea, ya que los excedentes son movilizados por el escurrimiento y la infiltración, o bien por la vía de la precipitación atmosférica cuando los fertilizantes se volatilizan o son arrastrados por el viento. Eso provoca que los ríos y lagos se vean afectados.
La elevada concentración de sales disueltas es problema y ahí, la erosión de los suelos es uno de los factores que impiden una mejor calidad del agua.
“El aporte excesivo de sedimentos, provocado por un suelo afectado, deteriora la calidad del agua porque la enturbian y frecuentemente traen consigo adheridos otros contaminantes como son los nutrientes naturales y de fertilizantes, plaguicidas, sales, patógenos y metales pesados presentes en el suelo".
El incremento en la sedimentación también causa el azolve de presas, lagos y ríos, con lo que se disminuye su capacidad de almacenamiento.
Por EJAD
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Crear un Blog

Calendario

October 2014
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados